16:31. MARTES 16 DE JULIO DE 2019

Asturias necesita ‘vuelos baratos’

Opinión
18 abril, 2011

Asturias afronta el primer examen del sector turístico en lo que va de año, con las mismas incertidumbres y asignaturas pendientes de semanas santas anteriores. Coincidiendo con el Domingo de Ramos, el aeropuerto de Ranón abre una nueva temporada de vuelos con un total de catorce destinos nacionales y cuatro internacionales; de la conexión a Lisboa sigue sin haber noticias, y el vuelo a Bruselas hace ya varias semanas que dejó de operar. Asturias hace tiempo que tiró la toalla y renunció a captar compañías de ‘vuelos baratos’. A diferencia de otras comunidades vecinas (Cantabria y Galicia) que ofrecen el doble de conexiones europeas, nuestra comunidad sigue ofertando un raquítico número de vuelos desde Ranón. Y en estas condiciones, es muy difícil que los turistas extranjeros puedan aterrizar en Asturias. Cojas las comunicaciones por aire, Asturias volverá a fiar su apuesta turística al turismo nacional, donde, las conexiones por tren, también van de mal en peor. Que Asturias está mal comunicada, es algo que dice todo el mundo.
Tras dos años de caídas en los indicadores turísticos de todo el país, Asturias cerró el 2010 mejorando tímidamente sus cifras. Durante el pasado año, Asturias registró 1.8 millones de pernoctaciones y, según estima el gobierno del Principado, nuestra comunidad recibió un total de 5.932.435 visitas, con un impacto económico que podría haber alcanzado los 2.000 millones de euros. Aunque estas dos últimas cifras están cogidas ‘con alfileres’, lo cierto es que el sector turístico representa un 9% del Producto Interior Bruto de la región. Sin embargo, este porcentaje, aunque muy significativo, permanece estancado desde hace varios años y necesita un nuevo impulso que revitalice la industria turística. Los nuevos equipamientos culturales, convertidos en reclamos turísticos, como el Niemeyer o el Centro de Interpretación de ‘Tito Bustillo’, aún están muy verdes y habrá que esperar, varios meses, para cuantificar su impacto turístico. En este sentido, no se corresponde el esfuerzo de divulgación y propaganda que ha llevado a cabo el gobierno regional para ‘vender’ ambas actuaciones, con la orfandad de apoyos publicitarios que tiene la llamada autovía del mar, que une Gijón con Nantes (Saint Nazaire) en el noroeste de Francia, y que aunque pensada para generar -fundamentalmente- tráficos comerciales, tiene un gran potencial turístico que el Principado no es capaz de ver.
Es evidente que la crisis le está pasando factura al turismo, pero, afortunadamente, no le ha hecho tanta mella como parece. Prueba de ello es que, desde ayer -según datos de la Dirección General de Tráfico- 14,4 millones de españoles se han echado, o se van a echar durante los próximos días, a la carretera en un gigantesco éxodo masivo a pesar de la crisis y el galopante desempleo. La singular cultura española, y nuestros hábitos de bienestar, hacen pensar que el turismo está capeando la crisis razonablemente mejor que cualquier otro sector. Por eso, entre otras muchas razones, Asturias tiene que seguir pujando por atraer, cada año, a un mayor número de turistas. Y en este contexto, las compañías que ofrecen ‘vuelos baratos’ son determinantes para generar flujos de comunicación y un mayor dinamismo del turismo extranjero. En tiempos de una larga y tediosa precampaña electoral, no estaría de más, que algún candidato se comprometa a captar ‘vuelos baratos’ para Asturias.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter