16:37. VIERNES 28 DE FEBRERO DE 2020

‘Rivi’, es el elegido

Opinión
21 abril, 2011

Gabino de Lorenzo tiene los días contados como alcalde de Oviedo. Solo los forofos más acérrimos del gabinismo, aún piensan que nuestro incorregible, y últimamente deslenguado alcalde, va a volver a cruzar triunfante el Rubicón político que emprendió el día que se le ocurrió apuntillar, con alevosía, a Francisco Álvarez Cascos.

Gabino de Lorenzo, Judas político y alcalde con pulsiones caciquiles, ya va camino de chiqueros. Y el descabello es cuestión de días. Cascos pondrá fin a veinte años, veinte, de gabinismo gobernante, de ordeno y mando, y de chanchulleros ‘tira pa lante que libras’. De Lorenzo puede llegar a ser el candidato más votado, o no. En cualquiera de los casos, en la noche del 22-M perderá, con toda probabilidad, la mayoría absoluta, patente de corso y de otras muchas cosas, con la que ha venido gobernando a lo largo de los últimos 15 años.

Vienen tiempos de pactos postelectorales y Gabino de Lorenzo ya solo puede pactar con el alcalde de Benia de Onís y con el de Llanera. Se ha quedado solo. Finiquitadas, afortunadamente, las mayorías absolutas en nuestra comunidad, el próximo alcalde de Oviedo será aquel, o aquella, que tenga capacidad para tejer alianzas y encontrar un socio de gobierno, y Cascos lo tiene. Se llama Roberto Sánchez Ramos. Un ‘pacto a la griega’ y una reedición de la famosa pinza que formaron –en 1994- Aznar y Anguita, y que supuso el final del felipismo.

Por Asturias, Cascos pactó con Villa, cuando era ministro de Fomento. Por Oviedo, Cascos pactará con ‘Rivi’. Una mala noticia para Gabino y para el PSOE.

Por Leonor (leonorconfidencial@gmail.com)

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter