23:36. VIERNES 20 DE SEPTIEMBRE DE 2019

El Presupuesto cae en todos los capítulos, excepto en pensiones, becas y el pago de intereses

Política
27 septiembre, 2012

«Son unas cuentas para salir de la crisis», en palabras de la vicepresidenta Soraya Saenz de Santamaría, el mismo mensaje que lanzó el PP al presentar los primeros presupuestos de Mariano Rajoy. El ‘segundo tomo’ incluye más recortes, ajustes y caídas en todos los Ministerios. Solo hay más dinero para actualizar las pensiones y las becas con el IPC, y para pagar los intereses de la deuda. Los gastos ministeriales se desploman cerca de un 9% de media, al mismo tiempo que se aprueba el Plan Nacional de Reformas, la herramienta que permitirá a Rajoy seguir ‘podando’ aún más las cuentas públicas. El PP ha apostado por aumentar el peso de los ajustes frente al aumento de los ingresos, para conseguir el equilibrio financiero. El techo de gasto se eleva a 126.792 millones, un 9,2% por encima de 2012. Restando los intereses de la deuda (9.114 millones) y el aumento de la aportación a la Seguridad Social para mantener el sistema (6.683), la capacidad de gasto real se reduce a 73.255 millones. Para ahorrar otros 4.335 millones, Agricultura perderá un 30% del presupuesto, Industria un 20%, Sanidad un 15 %, Exteriores un 15%… Al congelar el sueldo de los funcionarios, el gobierno espera lograr un ahorro en personal del 4% de media. Tampoco habrá convocatorias de empleo público, y la tasa de reposición en servicios esenciales (Sanidad, Policía, Inspección de Hacienda y Trabajo…) se limitará al 10%.

El paquete de medidas incluido en el Plan Nacional de Reformas, incluye 43 leyes que se modificarán o crearán a lo largo de los seis próximos meses, como un plan de emprendedores, la liberización de sectores energéticos (gasolineras), servicios, telecomunicaciones, el sistema educativo o el desarrollo de la Reforma Laboral. El gobierno también creará una autoridad fiscal independiente, que supervisará las cuentas de las autonomías, evitando el aumento del déficit a través del control y, en su caso, la intervención. El objetivo es reducir el déficit del 6,3% con el que se espera concluir 2012, al 4,5% el próximo año, con un recorte de 65.000 millones de euros.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter