15:36. SáBADO 21 DE SEPTIEMBRE DE 2019

ZALIA, Sogepsa y Gijón al Norte, acumulan una deuda que roza los 250 millones

Asturias
29 septiembre, 2012
PEDRO ALBERTO ÁLVAREZ

Deben afrontar vencimientos inmediatos antes de fin de año. El crédito de Sogepsa, superior a 80 millones, vence mañana

ZALIA, Sogepsa y la empresa mixta Gijón Al Norte S.A, participadas por el Principado, deben hacer frente al pago de cerca de 250 millones de euros (41.500 millones de pesetas) a corto plazo. El vencimiento de los préstamos es inminente, y todos tendrán que ser liquidados antes del próximo 31 de diciembre, según fuentes consultadas. El caso de Sogepsa es aún más urgente. Mañana vence un crédito de, al menos, 80 millones de euros, y no hay dinero en la caja para hacer frente a la amortización, ni margen de maniobra para la refinanciación, aún a costa de pagar más intereses.

Estas deudas no fueron tenidas en cuenta por el Principado a la hora de redactar el plan de equilibrio económico y financiero, que se ha quedado en papel mojado. El gobierno de Javier Fernández, no incluyó la deuda de los entes públicos del Principado en la Ley de Endeudamiento. Y aún se desconoce el alcance total del ‘agujero’ del conjunto de los entes públicos. El préstamo que el ejecutivo trata de cerrar con los bancos (Cajastur, Caja Rural y Banco Herrero) de 423 millones, se queda corto para afrontar los números rojos de las sociedades participadas por la administración regional. Si finalmente el Principado recurre al Fondo de Liquidez Autonómico, debería pedir al menos 600 millones de euros para poder atender las obligaciones pendientes antes de fin de año, mientras que el fondo estatal, según estimaciones del ejecutivo regional, solo garantiza al gobierno asturiano 261 millones, una cantidad similar a la deuda que acumulan estos tres entes participados por el Principado. Un ‘agujero’ que tumba e invalida los cálculos hechos hasta ahora. Y difícilmente se podrán refinanciar los créditos, cuando los bancos se niegan a conceder nuevos préstamos y necesitan recuperar liquidez. Los pagos a corto plazo de las empresas y sociedades públicas, consumirían por si solos el 50% de los 423 millones con los que el ejecutivo pretendía cerrar el ejercicio y ‘activar’ el presupuesto prorrogado. Según la consejera de Hacienda, Dolores Carcedo, 164 se destinarían a inversiones, 174 a amortizar la deuda, 37 para cubrir activos financieros y 48 se devolverían al Estado por la liquidación de la financiación de 2008 y 2009. Todos los cálculos han sido erróneos. ZALIA, Sogepsa y Gijón al Norte S.A. (la sociedad creada para soterrar las vías de tren en Gijón), darán al traste con el objetivo de déficit del 1,5% impuesto por el Ministerio de Hacienda.

El crédito de Sogepsa, superior a 80 millones, fue avalado por el Principado. Las operaciones urbanísticas llevadas a cabo en la última década, en las que se llegó a pagar el triple por parcelas que habrían sido expropiadas por menos dinero, han llevado a esta sociedad instrumental a una situación económica extrema. El polígono industrial de Bobes, uno de los mayores del Principado con un millón de metros cuadrados, también está resultando un fracaso y otra pesada carga económica para Sogepsa. Las parcelas no se venden, a pesar de varias rebajas en el precio del metro cuadrado. Según el último informe de la Sindicatura de Cuentas, la deuda de Sogepsa asciende a 162 millones de euros, parte de los cuales debe abonar de forma inminente. Su responsable de prensa, no quiso ayer confirmar ni desmentir los datos que hoy adelanta este periódico. En cuanto se produzca un impago por parte de Sogepsa, el Principado asumirá la deuda como único avalista. Además, la sociedad no tiene capacidad para generar ningún tipo de ingreso, de forma que el dinero solo puede llegar a través de las arcas públicas.

Por su parte, la ZALIA invirtió en la compra los terrenos y la urbanización de la zona industrial, 94 millones de euros, y solo ha logrado vender una parcela, por 600.000. El dinero del crédito sindicado se ha agotado, antes de poder pagar los enganches de luz, agua o concluir los accesos programados, y tampoco ha sido posible renegociar su devolución. Solo entre ZALIA y Sogepsa, la deuda supera los 200 millones de euros.

La situación de Gijón al Norte no es mejor. Del crédito de 36 millones con el que contaba al iniciarse el ejercicio, gastó 20. En marzo, solo diez días antes de que el préstamo expirase, trató de alargar los plazos de devolución negociando con las entidades financieras, pero solo ganó un poco más de tiempo, un año. Gijón al Norte tampoco puede generar ingresos, y alargando los pagos doce meses más, solo ha logrado que los intereses sigan aumentando.

El Principado se encuentra ante un callejón sin salida. Participa en un 25% en Gijón al Norte, en un 45% en Sogepsa y en un 85% en la ZALIA (incluyendo la participación del Puerto de Gijón y el Puerto de Avilés). Tras dos meses de negociaciones con bancos y cajas, solo podría obtener una cuarta parte del dinero que necesita y, al final tendrá que recurrir al Fondo de Liquidez, lo que implicaría la intervención de sus cuentas desde Madrid y, al mismo tiempo, a ‘destapar’ el volumen total del dinero adeudado por el entramado de entes y sociedades públicas, que hasta ahora no ha sido reconocido ante Hacienda. Mientras tanto, las ‘letras’ de los créditos siguen venciendo y los intereses aumentando.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter