15:39. SáBADO 21 DE SEPTIEMBRE DE 2019

100 días que solo ocupan 6 folios

Asturias
29 septiembre, 2012
MARINA GARCÍA

Javier Fernández cumple 120 días al frente del gobierno regional. Cuatro meses, políticamente en blanco, que sus 9 periodistas, adscritos a Presidencia, despacharon en tan solo 6 folios y medio. Y lo hicieron sin ‘horror vacui’, sin miedo al vacío, el pasado día 5 de septiembre, coincidiendo con los primeros cien días de gobierno ‘javierista’. Los 6 folios y medio, titulados ‘Cien días de acción de Gobierno para dar soluciones a los problemas de los asturianos’, estaban divididos en dos partes para que, al menos, abultarán algo. ‘100 días, Consejería a Consejería (6 folios, el último con solo 4 líneas), y ‘100 días de actividad e iniciativas parlamentarias’ (1 folio y medio), con dos únicos proyectos de ley y 14 comparecencias de los consejeros a petición propia, ya que los grupos de la oposición respetaron, a pie juntillas, los habituales 100 días de cortesía y tregua parlamentaria. Algo que no hicieron ni el PSOE ni el PP, durante el fugaz mandato de Francisco Álvarez-Cascos al que sometieron, desde el primer día, a un severo ‘tercer grado’

Los primeros 100 días de Javier Fernández (PSOE) solo ocupan seis folios y medio, y estos últimos 30 días, desde que arrancó el nuevo curso político, caben en una cuartilla. Los 9 periodistas de Javier Fernández, sus 10 ‘negritos’, salen a medio folio por cabeza. Pero no ‘matemos’ a los mensajeros, ni a los escribanos, que en el fondo no hay vuelta de hoja, ni más cera que la que arde. 6 folios y medio, de hojarasca, de ‘paja’ que decimos los periodistas. ¿Ha sesteado, Javier Fernández, en el despacho presidencial?, ¿no tiene ganas de gobernar?, ¿sus 9 periodistas están economizando papel?, ¿preside un gobierno zen y minimalista?, ¿por qué lleva, prácticamente toda la semana, su agenda presidencial en blanco?, ¿así pretende, Javier Fernández, ‘dar respuestas a los asturianos? 100 días, que ya son 120, gobernando a cámara lenta y con un Presidente anónimo, y escondido en un zulo, ya que es propenso a la agorafobia. Pero una cosa es tener vértigo y miedo escénico (se confesó ‘fotofóbico’ en su discurso de investidura’) y otra, bien distinta, estar encapsulado permanentemente en el despacho presidencial. De Javier Fernández, 120 días después, solo conocemos una realidad virtual, a través de las fotografías que, a diario, se saca sentado junto a su mesa camilla presidencial. Aunque, esta semana, tampoco ha habido posado fotográfico, el Presidente parece haberse tomado una ‘semana blanca’.

Los 6 folios y medio que retratan a un gobierno inane, podrían resultar una anécdota, o incluso un ejercicio de síntesis periodística, sino fuese por la pertinaz sequía que padece el gobierno regional. Salvo honrosas excepciones, Javier Fernández preside un gobierno ‘disecado’, un no gobierno, un gobierno malo que, por ahora, no es capaz de dar respuestas a ninguna de las urgencias que están conduciendo a Asturias a una situación extremadamente delicada (‘tarifazo’ eléctrico, riesgo de deslocalización de la gran industria, rescate económico, estallido social en la Sanidad y la Educación, muerte del sector minero, ‘adelgazamiento’ del sector público, ‘reactivación’ del Niemeyer y de La Laboral’, HUCA, Museo de Bellas Artes…) Problemas y más problemas, que no caben en 6 folios y medio.

Javier Fernández, el presidente silente -con todo lo que se gusta, a sí mismo su mano derecha, Fernando Lastra, que discursea hasta en los lavabos de la Junta-, ni se somete al control semanal del Gobierno, ni contesta en el parlamento a las preguntas de la oposición, y mucho menos, sube a la tribuna de oradores para poner negro sobre blanco, sus célebres 6 folios y medio. ¿Cuál es la hoja de ruta del PSOE gobernante?, ¿tiene algún ‘Plan B’ para conseguir el dinero que no le va a prestar, su ‘alter ego’, Manuel Menéndez (Cajastur)? A todo ello, y a más cosas, tendrá que contestar en el debate sobre el estado de la región que se celebrará los días 9, 10 y 11 de octubre, y que quedo aplazado, ya que Javier Fernández priorizó en su agenda el congreso regional que, desde ayer, celebran los socialistas asturianos.

Los primeros 120 días de Javier Fernández al frente del gobierno regional, tienen más pinta de fin de ciclo, que de gobierno renovado. Y no tiene ninguna coartada que justifique su ‘diarreica’ acción, en realidad inacción, de gobierno. Y tampoco valen las lamentaciones y las resignaciones, apelando a la ‘herencia’ recibida. Javier Fernández, a diferencia de su fugaz antecesor (Álvarez-Cascos), conoce el ‘paño’, ya que su gobierno no es más que una prolongación de 12 años de gobierno ‘arecista’, de gobierno socialista. Javier Fernández ya conocía el ‘software’ y también el ‘hardware’, todo ‘made in PSOE’. Lo que hace falta ahora, es que el Presidente ‘fotofóbico’ salga a la luz y se ponga a trabajar. 6 folios y medio, es lo que ocupa el balance anual de un presidente de una comunidad de vecinos. 159.000 asturianos eligieron y votaron otra cosa.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter