16:22. DOMINGO 15 DE SEPTIEMBRE DE 2019

El lado oscuro

Opinión
29 abril, 2011

Por HUGO MORÁN
Quien no haya tenido la fortuna de seguir en directo o en diferido la comentada participación de María Dolores de Cospedal (secretaria general del PP) en el programa ‘Los Desayunos de TVE’ del pasado miércoles, seguramente habrá tenido la oportunidad de ojear, aunque sólo haya sido de soslayo, parte de la abundante literatura aparecida en distintos medios a raíz de las discrepancias surgidas en el transcurso de la entrevista con la periodista encargada de conducir el mismo. La periodista en cuestión (Ana Pastor) es la misma que fue colmada de felicitaciones por la profesionalidad demostrada en una reciente entrevista hecha en Irán al Presidente de aquél país, y ensalzada por no ceder ni un ápice a la presión del entrevistado, poniendo por delante de cualquier otro objetivo el interés por hacer aflorar una incómoda verdad que su interlocutor pretendía eludir.

El Partido Popular dictó la consigna de lanzar sus tropas con armas y bagajes contra la periodista, y por extensión contra Televisión Española, arrojando la estridente acusación de una pretendida manipulación de los informativos por parte del Gobierno, una acusación tan burda e inverosímil que ha provocado, bien la hilaridad bien la indignación de la práctica totalidad de profesionales de la comunicación, dentro y fuera del país.

De lo leído y oído al respecto, y atendiendo a la humana predisposición de colocarse en favor de la entrevistada o de la entrevistadora, hay incluso quien pudiese entender que en la equidistancia estaría la virtud, repartiendo mitad y mitad de razón.

Haría yo una invitación a que rescaten los escasos minutos de la polémica (sobran los enlaces en multitud de medios para acceder a ellos), y a que prestasen especial atención a la intervención de la subdirectora del diario La Razón (periódico nada sospechoso de favorecer al Gobierno). Esther Palomera afea de forma contundente y sin paliativos la delirante acusación de Cospedal, sin dejar margen alguno ni siquiera a la matización por parte de la ya balbuceante secretaria general, que tan arrogante terminaba de producirse contra quien venía en considerar poco menos que una simple asalariada al servicio del PSOE.

Tanto se esfuerza el PP en pintar de negro el país, que no han reparado en que ellos son quienes se han convertido en el lado oscuro de España.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter