06:45. MARTES 17 DE SEPTIEMBRE DE 2019

El Consejo del Real Oviedo presentará un déficit de ‘solo’ 241.000 euros

Deportes
27 diciembre, 2012
LORENA ÁLVAREZ

A la Junta de Accionistas del Real Oviedo asistirá Juan Fábrega, ‘lugarteniente’ de Carlos Slim.

El Real Oviedo celebrará esta tarde (20,00 horas) la Junta de Accionistas más ‘pacífica’ que la memoria alcanza a recordar. Tras la exitosa ampliación de capital, y la irrupción del magnate mexicano, Carlos Slim, el Consejo de Administración, ‘capitaneado’ por Toni Fidalgo, desvelará una nueva ración de pufos, correspondiente a la anterior temporada, e imputables a la nefasta gestión de Alberto González, y a su ‘hombre de paja’, Ángel Martín Vaca. Fidalgo, también dará a conocer, el presupuesto para la actual  temporada que, como adelantó OviedoDiario el pasado sábado, ‘solo’ tendrá un déficit de 241.000 euros. A la Junta de Accionistas, que tendrá como escenario el Auditorio de Oviedo, asistirán más de un millar de socios, y el mexicano Juan Fábrega, en representación del Carlos Slim (Grupo Carso), que tiene el control del mayor paquete accionarial (34,22%).

Presupuesto para la presente temporada

El Consejo de Administración presentará a los accionistas un presupuesto ‘real’ que prevé un déficit econó­mico de 241.000 euros, proceden­te del desfase presupuestario en el coste de la plantilla existente (trece jugadores) a la llegada del actual Consejo de Administración el pa­sado verano. Trece futbolistas cu­yas fichas se acercan a los 900.000 euros; una cifra muy lejana a los 350.000 euros que el actual Con­sejo se gastó en los once jugado­res restantes de la plantilla. De no existir esta variación, el presiden­te del club, Toni Fidalgo, y su ‘equi­po’ aseguran que se podría haber confeccionado un presupuesto para esta campaña con superávit, por primera vez en muchos años. En total, el presupuesto de gastos asciende a 3.098.871 euros, de los que la mayor parte se la llevan los gastos de personal (1.727.721); mientras que el de ingresos as­ciende a 2.857.209 euros. La parti­da más importante de ingresos es la referente a socios y abonados, con 1.344.000 euros. El Consejo de Administración espera recaudar, además, 250.000 euros en concep­to de publicidad, otros 60.000 por derechos de televisión, y más de 200.000 por las taquillas del pri­mer equipo y de las categorías in­feriores, entre otras partidas.

Ingresos y gastos de Control Sport

Los accionis­tas azules podrán conocer, por fin, las cuentas de la última temporada de Control Sport en el club carbayón. En las mismas, bajo el epígrafe de ‘gastos de personal y cargas sociales’, aparece la can­tidad de 1.780.967 euros, de los que 1.433.159 euros se refiere a Sueldos y Salarios, 311.546 a Se­guridad Social, 21.268 a Indemni­zaciones, y 14.993 euros a ‘Otros gastos sociales’. Sorprendente si tenemos en cuenta que el Conse­jo de Control Sport adeudaba va­rias mensualidades a la plantilla, y llevaba varios meses sin pagar a las Administraciones Públicas. También se pueden contemplar los gastos en partidas como Ma­terial Deportivo (5.236 euros), Me­dicamentos y Material Sanitario (3.972 euros) o Material de Bouti­que y Otros (142.882 euros). Esta última partida deficitaria, a todas luces, teniendo en cuenta el ‘aban­dono’ que sufría la tienda del club, como tantos otros departamentos de la entidad, con Ángel Martín Va­ca y Alberto González en el Conse­jo de Administración.

Más de trece millones y medio de deuda a largo plazo

Como todos los años, uno de los epígrafes más desalentadores de la auditoría es el referente a la deu­da a largo plazo del club. A trein­ta del pasado junio, el Real Ovie­do debe, a largo plazo, 13.686.058 euros. La mayoría del dinero (más de doce millones y medio) corres­ponde al convenio con la Hacienda Pública. El resto se divide entre el convenio con la Seguridad Social y el préstamo de la Liga de Fútbol Profesional. Lo más preocupante es que, durante el ejercicio ante­rior, la deuda a largo plazo apenas se redujo en 300.000 euros. Según la auditoría, el treinta de junio de 2011, la deuda del Oviedo ascen­día a 13.965.848 euros. Hay que recordar que el convenio con la Hacienda Pública se firmó el tre­ce de diciembre de 2004 y obliga al club a abonar, cada temporada, 300.000 euros; una cantidad que se elevaría hasta el medio millón de euros si el Oviedo militase en Se­gunda División. En Primera, ade­más, Hacienda se quedaría con el 50% de los derechos audiovisuales de la entidad, y con un tanto por ciento de los ingresos por traspa­sos de futbolistas. El Oviedo, ade­más, debe abonar 20.000 euros ca­da campaña por el convenio con la Seguridad Social; un importe que se incrementará hasta los 40.000 euros, en Segunda División, y has­ta los 75.000, en Primera.

La herencia recibida

El Consejo de Adminis­tración presentará un amplio in­forme de gestión que abarca asun­tos importantes para el futuro del club y desglosa, de manera deta­llada, la herencia recibida de sus predecesores en el cargo. Cuando Alberto González y Ángel Martín Vaca abandonaron el club, el pa­sado mes de junio, el Real Oviedo acumulaba 4.000.000 de euros en deudas a corto plazo, de los que 3.000.000 correspondían a deu­das contraídas con organismos públicos, 550.000 euros con pro­veedores y 400.000 con jugadores y trabajadores del club. De hecho, el Real Oviedo aún acumula deu­das con cincuenta proveedores (en algunos casos, con facturas de más de un año de antigüedad), con los que el actual Consejo de Adminis­tración ya ha hablado para solici­tar un aplazamiento en el pago de dos meses, hasta que la amplia­ción de capital quede correcta­mente inscrita en el Registro Mer­cantil. El lastre del pasado es tan grande que el Consejo ha tenido que incluir en el presupuesto de esta temporada gastos del ejerci­cio anterior; deudas de carácter ur­gente a las que el Oviedo ha tenido que hacer frente, como los 40.000 euros que ha habido que entregar a ciertos proveedores o los 8.500 que se le debían al guardame­ta Lledó. Los intereses de demo­ra y los retrasos, derivados de la nefasta gestión de Control Sport, también han mermado el presu­puesto de la actual temporada. El Real Oviedo deberá pagar, en los próximos meses, un 1.210.000 euros a la Agencia Tributaria, fru­to del impago -durante meses- de los pagos trimestrales del IVA, y de las retenciones de los jugadores y empleados. En los últimos años, Control Sport tampoco abonó los seguros sociales, ni siquiera la cuo­ta obligatoria de los trabajadores, a pesar de que se les efectuaba la retención; una deuda que asciende a 720.000 euros.

En el aspecto jurídico, el Real Oviedo tiene varios frentes abier­tos, consecuencia de la anterior gestión. El club oviedista está pendiente de que el Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Oviedo dictami­ne si los 300.000 euros depositados por el Principado se los entrega al Real Oviedo o si, por el contrario, los abona directamente a los orga­nismos públicos de Hacienda y Se­guridad Social para cumplir el em­bargo efectuado por los mismos. Recientemente, un Tribunal ha con­denado, además, al club carbayón a abonar los 14.338 euros que Con­trol Sport adeudaba a la empresa Ebrobus S.L, encargada de los traslados, durante años, de las ca­tegorías inferiores. El actual Con­sejo de Administración ha llegado a un acuerdo con la citada empresa para abonar la deuda en un plazo máximo de ocho meses mediante pagos mensuales. Por si fuera po­co, el Oviedo ha comenzado a re­cibir burofaxes de los propietarios de las viviendas en alquiler de algu­nos jugadores, amenazando con la posibilidad de iniciar un proceso de desahucio si no se abonan las can­tidades pendientes. Así es la ‘heren­cia’ de Control Sport.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter