19:45. JUEVES 21 DE NOVIEMBRE DE 2019

Los dispendios de Natalio Grueso

Oviedo
13 enero, 2013

Natalio Grueso arruinó el Centro Niemeyer, vació hasta los cajones -no aparecen varios ordenadores-, y dejó un ‘agujero’ contable que va camino de los 4 millones de euros, al que hay que sumar un crédito pendiente de pago, otros 582.000 euros, que también tendrán que pagar los patronos de la Fundación. Los dispendios, y el gasto incontrolado de Natalio Grueso, no tenían límite. La auditoria, promovida por el administrador concursal, ha puesto al descubierto un sinfín de facturas ‘irregulares’. Colaboradores (amigos de Grueso) que facturaban a la Fundación Niemeyer las mismas cuantías, siempre superiores a los 3.000 euros mensuales (Marc Martí, o P.G.R. que falleció en 2011); alquiler de aviones privados; o el pago de honorarios a una relaciones públicas, con residencia en Nueva York. A diferencia, de lo que algunos quisieron hacernos ver y creer, la ‘pasarela’ Niemeyer (Brad Pitt, Kevin Spacey, Woody Allen…) no salió, precisamente, gratis.

Las andanzas viajeras de Natalio Grueso han despertado la ‘curiosidad’ del administrador concursal. En tan solo dos años, Grueso viajó a Los Ángeles, Sudáfrica, Thailandia, El Cairo, Jordania, Singapur y Japón, entre otros muchos destinos, pero también hizo ‘turismo’ por China y Cuba. Los visados, y las facturas de los hoteles, así lo certifican. De su presencia en Cuba (febrero 2009), hasta ahora, no se tenían ‘noticias’. Como tampoco hay, en la programación del Niemeyer (2009-2011), ningún ‘rastro’ (actuaciones, exposiciones, conferencias…) que tenga que ver con el viaje que Natalio Grueso realizó al ‘país hermano’.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter